El oro siempre ha sido el activo más confiable y ampliamente difundido en el mundo.

Las criptomonedas son nuevas y parecen desconocidas para la mayoría de nosotros.

Se usan solo en Internet, mientras que el oro se comercializa en todas partes.

¿Es posible combinar estas dos formas de almacenamiento de riqueza?

Ahora es. Algunos activos digitales pueden denominarse «oro digital», pero la mayoría de ellos no tienen nada que ver con el oro. La mayoría de las criptomonedas están respaldadas solo por una idea o modelo de negocio, pero el lanzamiento de KaratGold Coin (KBC) , una moneda ERC-20, creó una nueva tendencia: vincular las monedas digitales al oro real.

A diferencia del oro, el concepto de dinero está creando serias preocupaciones. Incluso en países con economías relativamente estables, muchos ciudadanos están preocupados por el valor real de su dinero.

Los medios de comunicación «End of Cash» atacan y bombardean constantemente las mentes de las personas.

Las preocupaciones sobre el futuro del dinero fiduciario no son infundadas: en numerosos países, como India, las restricciones sustanciales sobre el uso del efectivo se han convertido en una realidad. En 2016, durante la noche, el 86 por ciento de las reservas de rupias del país fueron retiradas de la circulación, https://www.abc.es/economia/abci-india-retira-sorpresa-billetes-500-y-1000-rupias-201611081930_noticia.html

Ha surgido la pregunta: ¿Es la euro-zona la próxima?

Fundada en 2011, Karatbars International GmbH es una compañía con sede en Stuttgart pero más de 600,000 afiliados en más de 120 países de todo el mundo. El fundador, el Dr. hc Harald Seiz, quien también es el CEO de la compañía, se preocupa por una variedad de productos en torno al valor real del oro y el blockchain. De hecho, estos implican la distribución de pequeñas barras de oro, oro en efectivo, una alternativa a las monedas tradicionales, y dos criptomonedas, KaratGold Coin (KBC) y KaratCoinBank Coin (KCB).

En octubre de 2019, la compañía lanzará el nuevo teléfono inteligente

Voice-Over-Blockchain IMpulse K1 que que ofrece al usuario una transmisión

de datos altamente segura a través del protocolo blockchain y el cifrado de extremo a extremo.

La compañía, en este momento, es líder en el mercado de productos de oro, todos ellos innovadores con una facturación anual de más de 100 millones de euros.

En estos días se construyen activamente los cimientos del futuro Golden Imperium . Este Imperio se convertirá en el centro estabilizador de la economía mundial. Ahora se basa en: KaratGold Coin, KaratPay System, KaratCoin Bank, Karatbit Exchange, K-Merchant , K1 Phone y CEM (Cashgold Exchange Machines).

El lanzamiento de los numerosos proyectos está previsto para el año en curso.

El Universo Karatbars brinda a los usuarios todos los servicios necesarios para comerciar y administrar sus fondos.

KaratBit ofrece una plataforma para intercambiar las criptomonedas por oro en efectivo, dólares estadounidenses y euros.

KaratPay ofrece la posibilidad de realizar negocios en línea y comprar bienes y servicios.

K-Merchant ofrece a las PYMES, la posibilidad de convertir sus negocios en centros de intercambio de oro.

Muy pronto, octubre de 2019, también se empezara a distribuir el nuevo teléfono inteligente IMpulse K1, los usuarios generarán ingresos con cada transacción realizada y las ganancias volverán a las reservas de oro vinculadas a KaratGold Coin, lo que fomentará la expansión y el desarrollo general del Universo Karatbars .

Dar cobertura con oro físico a una criptomoneda y, de esta manera, crear una resistencia constante a posibles crisis futuras, es una verdadera innovación en el mercado de criptomonedas y blockchain. KBC está vinculado al precio de CashGold, y cada KBC equivale a una parte específica del CashGold. De esta manera, tener KaratGold Coin es tener oro.

KaratGold Coin ofrece a los consumidores las oportunidades que la mayor parte del dinero fiduciario no puede ofrecer, como la posibilidad de transacciones anónimas directamente de usuario a usuario (de igual a igual) sin la participación del banco, pagos rápidos y fáciles en tiendas en línea K-Merchant o puntos de venta K-Exchange.

El KBC se ha desarrollado como un medio de pago electrónico generalmente aceptado para todas las personas que consideran el oro como un activo convencional, seguro y estable.

Los consumidores pueden comprar el oro de KaratPay co la billetera electrónica y pagar en línea usando KaratPay de la misma manera que Paypal o tarjeta de crédito.

En septiembre de 2019, Karatbars operará en su propia cadena de bloques: se lanzará KaratNet.

Todo el sistema de utilidades KBC se estableció para satisfacer las necesidades de los clientes.

El teléfono Impulse K1, KaratBit Exchange, K-Merchant, CashGold, KaratNet, KaratPay, CashGold, GoldWorld y los cajeros automáticos crean un universo real de criptomonedas, facilidades de pago, dispositivos innovadores y proyectos beneficiosos.

Karatbars International se preocupa por el desarrollo constante a través de acciones económicas, responsabilidad social, problemas ambientales.

La filosofía de Karatbars es cumplir promesas. Sin lugar a dudas, todo lo que promete la compañía se cumplirá.

Harald Seiz considera que servir a los intereses de los clientes es el objetivo más importante de su empresa.

El equipo directivo trabaja para implementar todas las ideas, mejorar los métodos de trabajo y brindar beneficios reales a los clientes de la empresa.

Karatbars International está seguro de que su ecosistema se convertirá en el sistema financiero líder del mundo en los próximos años.

3 + 10 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
Share This